Ana Noceda, la gimnasta del San José.

La gimnasia artística es un deporte que te produce emociones y sensaciones que no se pueden experimentar con otras cosas.

 

Al igual que en todos los deportes se necesita un gran esfuerzo y trabajo constante día a día, pero la satisfacción personal que produce al alcanzar el objetivo propuesto es inexplicable. 

 

Cuando empecé a practicar la gimnasia artística todo me parecía muy fácil, al cabo de los años las cosas se fueron complicando, necesité entrenar muchas mas horas y una mayor concentración para alcanzar los objetivos de cada temporada las competiciones aumentaban al igual que el nivel. Ya no era tan sencillo y el esfuerzo que requería era máximo.

Soy gimnasta y a veces he tenido que cambiar salir por entrenamientos, noches de fiesta por un torneo; ropa de moda por un maillot. En el momento en el que empecé a superar mis objetivos, empezó desde pequeña, siempre miraba a las grandes campeonas, era todo ilusión y deslumbraba alegría, en el colegio siempre he destacado como la que más tan solo por hacer esas acrobacias tan difíciles, pero eso cambió con el paso del tiempo, mis amigas y yo fuimos creciendo, me volqué todo lo que pude en la gimnasia, mientras mis amigas se volcaban en sus fiestas y en que ponerse cada viernes, ya no me pedían que hiciese acrobacias; cuando ellas salían, yo entrenaba, mientras ellas estaban juntas, yo estaba en una competición enfrentándome al miedo de caerme. Todas aquellas tardes sin salir con mis amigos para mí merecen la pena.

 

Desde entonces comprendí por qué me gustaba la gimnasia y lo que quería llegar a ser.

 

Pero de lo que no me había dado cuenta era que ya lo había conseguido, era una gran gimnasta. Tras todo este tiempo he tenido competiciones durísimas como el campeonato de España me sentía físicamente muy preparada aunque psicológicamente era inestable, tenia miedo a muchos de mis ejercicios y me bloqueaba, un día antes mi entrenadora se acercó y me dijo que estaba orgullosa y que confiaba en mi, ella sabia que yo era capaz de lograrlo, sus palabras me tranquilizaron y al día siguiente salí a comerme la pista a dar lo mejor de mi y así fue, hice una gran competición y obtuve unos grandes resultados una vez mas el esfuerzo había tenido su recompensa. Hoy en día, me siento mejor que nunca con lo que hago, me encanta entrenar a pesar del dolor, me encanta cuando me tengo que poner el maillot, hacerme un moño deslumbrante y salir a la pista a competir. Todo eso no lo cambiaria por nada, aunque soy consciente de que muchos no sean capaz de entenderlo.

 

(Ana Noceda, 4º ESO "B")

 

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Cheap Gucci Bags (lunes, 29 octubre 2012 01:45)


    When you feel hurt and your tears are gonna to drop. Please look up and have a look at the sky once belongs to us. If the sky is still vast,clouds are still clear, you shall not cry because my leave doesn't take away the world that belongs to you.Remember, the brick walls are there for a reason. The brick walls are not there to keep us out. The brick walls are there to give us a chance to show how badly we want someting. Because the brick walls are there to stop the people who don't want it badly enough. They're there to stop the other people. dcyh000061029